EM EN
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana

Últimos temas
» En que casa te voy a poner?... (LEER PRIMER POST)
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:39 pm

» Descubre cual es tu varita idonea
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:27 pm

» Hermione Granger y el anillo de Slytherin
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:06 am

» Libro llamado "Amor Doloroso", un Dramione!!! EXCELENTE!
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:02 am

» He vuelto :) | LexTonks
por cinthya Miér Ago 19, 2015 1:44 pm

» Fullmetal Alchemist
por Tonks30 Sáb Jul 11, 2015 4:27 am

» Parodias de Juego de Tronos
por Tonks30 Dom Mayo 31, 2015 4:01 am

» (Thirty Seconds To Mars) This Is War.
por Tonks30 Dom Mayo 24, 2015 2:42 am

» Star Wars VII
por Tonks30 Miér Mayo 13, 2015 4:08 am

» Sword Art Online
por Tonks30 Sáb Mayo 09, 2015 10:42 pm

» El Comienzo De La Tercera Guerra Mágica
por LexTonks Lun Mar 30, 2015 12:18 am

» REGISTROregistro en pottermore
por Vero Boullhesen Williams Jue Ene 15, 2015 7:27 am


Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  Corna el Dom Oct 09, 2011 6:42 am

Como ya sabéis muchos de vosotros se acerca la semana de Halloween y como en el EM no podiamos ser menos estamos preparando un montón de actividades ambientadas para que podáis entreteneros y disfrutar.

Este juego, es también un concurso y podréis participar escribiendo vuestro relato de miedo.
En éste concurso podréis conseguir puntos para vuestras casas (especificado más adelante).

Los relatos se podrán publicar desde el día 24 de Octubre, 17:00 (Hora Londres), hasta el día 2 de Noviembre, 20:00 (Hora Londres). De momento podéis empezar a escribir la historia.

Reglas del concurso:
  • Los relatos constarán de un único capitulo y deberán contener un mínimo de 200 palabras y un máximo de 1500.
    Los relatos deberán contener personajes (principales o no) y/o criaturas mágicas del mundo de HP.
    Los relatos deberán ser de terror y ambientados en la noche de Halloween, en un lugar cualquiera.
    Debajo del relato se tendrá que poner el numero de palabras que contiene éste. (Ejemplo: Nº palabras 666).
    No se tolerarán los comentarios de apoyo, solo se podrá publicar el relato.


Los relatos se valorarán según:
  • La originalidad de la historia.
    Lo terrorrifica que sea.
    La calidad del relato (sin faltas de ortografia).
    Que sea entretenida.
    Que se note que esté bien trabajado.


Sistema de puntos:
Sólo por participar sumaréis 5 puntos para vuestras casas.
Los 3 primero además conseguirán un extra de puntos:
  • 1ero: un total de 50 puntos.
    2ndo: un total de 30 puntos.
    3ero: un total de 15 puntos.


Jurado:
La votación no será popular, si no que tendremos un jurado especial para la ocasión ( a concretar en breve).

RESULTADOS:

-Gryffindor: 10 puntos +30= 40 puntos
-Hufflepuff: 10 puntos + 50 +15= 75 puntos
-Ravenclaw: 5 puntos
-Slytherin: 0 puntos

Ganadores:

1.LauraWeasley
2.Jess
3.Miniluna


Como ya he comentado, el tema no se abrirá del todo hasta el día 24, de todos modos, ¡Empezad a escribir!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


smiley gryffindor smiley hufflepuff smiley ravenclaw smiley slytherin
avatar
Corna
Miembro del consejo escolar
Miembro del consejo escolar

Casa perteneciente : Gryffindor
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Masculino Mensajes : 441
Fecha de inscripción : 26/02/2011
Varita : Madera de Aliso, Pluma de Fénix, 26'75 centímetros, Dura.
Patronus : Koala en forma de Uca
Empleo/ocio : Periodista y en tiempos libres periodista cabroncete, si quieres sacar alguna conclusión, llámalo x.
Lugar Mágico : El plató de Sálvame. Y en el almacen de Honeydukes emborrachandome de caramelos y atipandome de hidromiel y cervezas de mantequilla. Tal vez en algun lugar de los Siete Reinos... ¿Who knows it?
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  JessxFlyller el Lun Oct 24, 2011 10:15 pm

Susurros



Cayó de bruces en el suelo con el corazón desbocando su pecho. La niebla se colaba entre los arbustos y los sonidos aterradores paralizaban su mente. Con lágrimas en los ojos, aún recordaba cómo había empezado toda esa locura.
Faltaba un día para Halloween y como siempre su mejor amigo y su novio hacían toda clase de cosas extrañas: Encantar estatuas, componer música deprimente y apostar. El año anterior Harry le apostó a Ron que no podría encerrarse todo un día en el ático sin comer. Por supuesto ganó. Y ese año le insistían a ella para que participara de sus apuestas retorcidas. Ginny no era ninguna cobarde, o eso pensaba ella, y aceptó el reto.
—Una noche en el cementerio del pueblo —dijo un confiado Ron.
Ginny le tendió la mano ante la mirada preocupada de Harry y se preparó para ganar treinta galeones.
Cerca de las diez PM, los tres aparecieron en la oscuridad neblinosa del cementerio. La pelirroja levantó la carpa en la que dormiría con un solo movimiento de la varita y Ron la miraba desconfiado, aunque Harry parecía querer estrangularlo. Ambos desaparecieron y la dejaron sola.
—Bien —susurró dentro de la carpa —, pobre Ron, no sabe que perderá…
Lo único malo de esa tonta apuesta era que Ginny se aburría. Se cansó de leer su libro de Quidditch, encendió una fogata para protegerse del frío y salió a la intemperie. No era una vista alentadora: Tumbas por doquier, neblina colándose entre ellas y el susurro de las ramas y los animales más aburridos que ella. No tenía miedo, ni siquiera después de que Hermione le contara una historia muggle sobre los zombias… no, zombies.
Según la leyenda, ellos nunca descansarán en paz, y en la noche de Halloween salen de sus tumbas para poder obtener alimento.
Ginny espantó la voz de la castaña de su cabeza y bufó malhumorada.
—Los zombies no existen —se tranquilizó —, son sólo cuentos muggles.
Pero esa idea se borró de su mente al oír ruidos detrás de los árboles. Parecían pasos…
— ¿Qui-quién anda ahí? — Tartamudeó alzando la varita.
Los pasos se acercaban sigilosos hacia ella. La pelirroja alzó más la varita intentando iluminar la zona del bosque, pero la luz no llegaba hasta allí. Una rama crujió y el corazón de Ginny se aceleró.
No debes temer, no debes temer. Se repetía mentalmente. Otro ruido, parecido a una respiración jadeante se escuchó muy cerca, detrás de ella. Giró rápidamente apuntando la varita hacia el lugar pero no había nadie. Una respiración en su nuca la hizo gritar, el corazón le estallaría.
—Buuuuu —dijo una voz familiar.
— ¡Idiota! —Regañó ella aún agitada.
Ron deshizo el encantamiento desilusionador y comenzó a reír agarrándose las costillas. Ginny le golpeó la cabeza, enfadada.
— ¡Vete por donde te viniste! —Le gritó y lo volvió a golpear — ¡Yo no pienso perder! Debería tomar esto como sabotaje.
La pelirroja lo fulminó con la mirada y en cuanto Ron dejó de reír prometió no volver a asustarla y dejarla seguir con el reto, entonces se marchó.
Volvió a sentarse en el piso de la carpa. Todavía no se normalizaban del todo sus palpitaciones así que siguió maldiciendo a Ron internamente. Una hora después no sabía qué hacer. Había terminado de leer el libro y estaba formando calabazas con las rocas del suelo. Decidió dormir pero el ruido de una rama resquebrajándose no la dejó. Salió de la carpa y fue a inspeccionar. Otra rama se quebró, pero no parecía venir de los árboles. Ginny buscó por diez minutos al autor de esos ruidos.
—Ya, Ronald. Si eres tú, te juro que cazaré a todas las arañas del mundo y las dejaré en tu habitación —le gritó al aire.
Nadie contestó. Un sonido más fuerte alertó los sentidos de Ginny que saltó asustada dejando caer la varita. Fue a cogerla, había rodado hasta la tumba de un tal E. Merlín, por lo que leyó. Lo siguiente la hizo dar tal grito que hubiera despertado a medio pueblo de no ser porque ya era medianoche y todos estaban celebrando Halloween. Una mano putrefacta se había ceñido de su muñeca. Al dedo índice le faltaban piel y carne y se podía ver el hueso. Las uñas amarillas y astilladas se clavaron con fuerza del brazo de Ginny y ella tiró de éste para escapar.
Tiene que ser una broma de Ron. Casi rogó. Sintió que tiraban más fuerte y volvió a mirar la tumba. Ahora medio brazo salía del pozo, de escasa piel gris y lastimada.
—Por favor —urgió temerosa.
Agarró la varita con su mano libre pero antes de pensar en un hechizo, otra mano salió de la tierra, ésta sin un solo trozo de piel, y asió fuertemente la varita.
Ginny gimió asustada, eso sin dudas no era una broma de Ron. Luchó con todas sus fuerzas para liberar su mano pero lo único que conseguía era levantar más al cadáver, que desprendía olor a descomposición. La cabeza surgió de entre la tierra y el susto le dio paso a las nauseas: Tenía poco pelo, el cual estaba sucio y gris. Su cara, pálida y consumida, dejaba ver partes del cráneo del cadáver. Éste sonrió mostrando unos cuantos dientes amarillos y torcidos. Pero lo más asqueroso fue ver sus ojos. La pelirroja dejó escapar un pequeño grito sin fuerzas al ver esos grandes ojos resaltados del rostro. Alrededor de ellos había sangre... seca, como si hubiesen intentado ser arrancados.
—Suéltame —rogó con los ojos anegados en lágrimas.
El… zombie logró quitarle la varita y sólo con dos dedos la partió a la mitad. El alma de Ginny protestó dolida. Ahora estaba indefensa, atrapada.
Otro sonido alarmó a la pelirroja, que dudosa giró la cabeza hacia atrás; prefirió no haberlo hecho al ver otro cuerpo salir de una tumba a sus espaldas. Parecía una mujer, de cabello largo, gris y pegado al cráneo. Ginny no quiso retenerse mucho a verla porque sentía la presión en sus muñecas, pero lo último que vio antes de volverse fue que le faltaba un ojo y tenía la mandíbula desencajada.
Sentía asco, el olor a descomposición le nublaba los sentidos y tenía pánico, más del que había tenido en toda su vida. Ni Voldemort la aterraba tanto como esos dos cadáveres. Quizás era por la falta de su varita, o porque nadie podría escuchar sus gritos, pero sentía el corazón en la garganta y la cabeza dándole vueltas.
Decidió actuar, no podía quedarse estática mientras la mujer intentaba salir del pozo. Le dio una patada al cadáver que la sujetaba y sintió como su agarre se aflojaba. Comenzó a correr sin pensarlo, estaba llegando al final del cementerio cuando una mano salió de otra tumba y le atrapó el tobillo, se golpeó la cabeza contra una roca y quedó semiinconsciente. Gimió asustada, más cuerpos se levantaban de sus tumbas y se acercaban a ella. Sin piel, sin ojos, jadeando. El cadáver de una niña la tomó de los hombros y le sonrió, hambrienta. Ginny intentó golpearla pero otro le sujetó las manos. La pelirroja gritó fuertemente, la había mordido en el brazo. Se acercaron más, mordiendo sus piernas ya sangrantes. Sentía los astillados dientes clavarse una y otra vez sobre su piel dañada. Le tiraban el cabello y arañaban su espalda, no soportaba más esa tortura.
—No, por favor, no, no —gritaba sumida en el dolor.
Lo último que vio fue a un niño sin cráneo acercarse a su cuello, y luego, oscuridad.

—Ginny… ¡DESPIERTA!
La aludida se levantó con rapidez, asustada, sudando frío y con el corazón bombeando a mil.
—Zombies… por todas partes —balbuceó.
—Sí, sí —dijo cansinamente Ron —ten tus treinta galeones y recoge tu tienda, ya es de día.
Suspiró aliviada, todo había sido un mal sueño. Ella seguía dentro de la carpa, y estaba viva. Se levantó para juntar sus cosas.
—No… puede… ser —musitó pálida.
En sus brazos se extendían varias marcas… de dientes.

(Nº palabras: 1.328)

(Casi cliché todo el tema de los Zombies, pero hasta me gustó cómo quedó xD Animaos todos y subid vuestros relatos ^^)



The girl on fire

avatar
JessxFlyller
Director de hogwarts
Director de hogwarts

Casa perteneciente : Gryffindor
Estatus de Sangre : Sangre Mestiza
Femenino Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 03/07/2011
Edad : 22
Empleo/ocio : Auror y escritora mediocre en mis tiempos libres.
Lugar Mágico : En busca de mí misma.
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  conipotterxd el Jue Oct 27, 2011 11:02 am

La cabaña.


Había sido una tarde muy aburrida y no se les ocurría que hacer. Hasta que Hermione propuso la idea de ir a dormir por esa noche en un bosque del cual siempre hablaba cuando quería contar historias de terror. Ginny y Ron aceptaron con entusiasmo creyendo que sólo eran cuentos muggles y sin darle importancia. Sin embargo Harry que se crió con muggles, sabía muchas historias sobre ese particular bosque al cual nunca se le pasó por la mente ir.
- Harry nunca pensé que fueras tan miedoso- dijo Ginny con tono burlesco.
- No es eso, si fuera miedoso no hubiese quedado en Gryffindor, pero no…
- Nada de pero, iremos y será una noche genial.
Hermione, Ron y Ginny iban muy entusiasmados, sólo Harry iba un poco molesto por el hecho de que lo obligaran a ir. Pero cuando por fin llegaron a Harry se le pasó el enojo y quedó maravillado con tan hermoso paisaje. Si bien al internarse dentro del bosque era un poco terrorífico, los alrededores del lugar dejaban encantado a cualquiera. Después de instalar la carpa en medio del bosque, esperaron a que anocheciera para hacer una pequeña fogata y contar historias de terror.
Había sido una noche muy entretenida para todos, incluido Harry. Cuando ya no sabían que hacer se pusieron a mirar las estrellas pero luego se aburrieron y decidieron irse a dormir. No había pasado ni una hora cuando los cuatro despertaron con un fuerte ruido que provenía del bosque. No tomaron atención y siguieron durmiendo, pero el ruido se volvió a sentir y entonces no pudieron seguir. Harry y Ron decidieron ir a ver qué pasaba. Ginny y Hermione asustadas salieron y se sentaron en unos troncos que había afuera de la carpa, luego prendieron fuego y esperaron a que los chicos llegaran. Cuando llegaron, dijeron que no habían visto nada y que era mejor seguir durmiendo, pero los ruidos eran ahora más fuertes y se escuchaban más cerca. Pudieron notar como crujían las hojas en el piso y como los ruidos de las pisadas se acercaban más y más. Cuando ya el miedo los tenía consumidos decidieron huir, se tomaron de las manos Ginny con Harry y Hermione con Ron y se fueron corriendo sin rumbo fijo. Cuando al fin se cansaron y decidieron detenerse, Hermione se reprochó el hecho de que los cuatros eran magos y podrían haberse defendido perfectamente, pero ya era tarde y habían avanzado mucho.
- Fuimos unos tontos, pero ya no queda nada por hacer. Lo mejor es que nos refugiemos en esa cabaña – dijo Hermione mientras apuntaba a una pequeña cabaña de aspecto terrorífico.
Dudaron si entrar o no, pero ya que no tenían otra alternativa, se convencieron. Ginny quiso pasar primero. Al entrar no pudo evitar dar un pequeño grito de horror que alarmó a los demás.
- ¿Qué pasó?- dijo Ron con miedo.
- Nada, es solo que me asusté por los cuadros de las paredes. Son horribles, ¿no creen?
Al entrar los demás se horrorizaron igual que Ginny al ver en las paredes cuadros de personas, pero no eran personas normales. Las personas de los cuadros tenían un aspecto horrible, sus caras llenas de sangre y con una mirada de desesperación, terminaron por asustar a los chicos que decidieron no seguir observando y se acostaron inmediatamente en la cocina donde no había ni un solo cuadro. Hicieron hechizos de protección para mayor seguridad y se dispusieron dormir. Pero en lo poco que quedaba de noche no pudieron gracias a los fuertes ruidos que se escuchaban afuera, se escuchaban gritos desgarradores de personas. Ginny abrazó fuertemente a Harry y cerró los ojos, mientras que Hermione sacaba de su bolso una manta para cubrirse. Ron intentaba hacerse el valiente y abrazaba a Hermione tratando de darle protección.
Cuando ya amaneció, Ginny agradeció el haber pasado la noche. Harry y Ron rompieron el hechizo y salieron de la cocina para ir a inspeccionar la cabaña. Cuando estuvieron en el comedor quedaron petrificados con lo que veían. Ron no pudo evitar dar un grito mientras que Hermione y Ginny llegaban a ver qué ocurría. Lo que vieron las dejó congeladas; En las paredes no había cuadros, sólo ventanas.

Palabras: 709


Bueno no sé por qué demonios decidí participar aquí xD La historia no tiene nada de terrorífica para mi gusto, pero bueno ya que vi que sólo Jess había puesto un relato... Lo malo es que contra ella no tengo por donde ganar xDD Pero bueno ahí está, ojala les guste D:
avatar
conipotterxd
Empleado del ministerio de magia

Casa perteneciente : Gryffindor
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 23/08/2011
Edad : 20
Patronus : Fénix
Empleo/ocio : ministerio de magia
Lugar Mágico : Talca, Chile :)

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  Miniluna el Mar Nov 01, 2011 1:14 am

Desesperado



¿Por qué a mi? Me preguntaba mientras miraba hacia atras, hacia la oscuridad de las calles de Hogsmeade. Todo estaba vacío, no se veía a nadie y solo eran las 8 de la noche. ¿Dónde estaba la gente? Necesitaba ayuda y no había nadie a la vista.

Volví a mirar hacia atrás.Siento el terror en la venas, no había nada pero yo sabía que el peligro me acechaba que tenía que seguir corriendo si quería llegar a Hogwarts y seguir con vida.

Seguí subiendo la cuesta lo más rápido que podía sin aliento pero sin parar, sacando fuerzas de dónde podía y siempre atento a lo que pasara a mi alrededor.

Llegué hasta el bar Cabeza de Puerco y llamé desesperado pero nadie abría y sabía que no podía seguir allí parado, cada segundo contaba cada paso era un paso hacía la salvación.

Eché a correr de nuevo cada vez mas inquieto , no se oía nada , era como si el mundo se hubiera acabado y solo quedara yo. Pero no estaba solo lo podía sentir, notaba su presencia su amenaza.

Me metí por el bosque cercano saltando las ramas del suelo, esquivando los árboles. Ya queda menos, me repetía, quizás tuviera una oportunidad a lo mejor se rendía y dejaba la persecución.

De repente una risa helada surgió de la nada y me dejó paralizado en el sitio, como si hubiera leído mi pensamiento y supiera ya de su victoria.

Todo estaba perdido.

Me volví despacio y ví como un centauro pasaba galopando por detrás de él.Después, fijé mi vista en él, ahí estaba con la mirada fría clavada en mí y una sonrisa macabra en la boca.

-Dean no lo hagas por favor, sé que tú no eres así.

Como contestación avanzó hacía mí con la varita en alto, dispuesto a acabar conmigo en ese preciso instante. Él no era el mismo estaba como poseído, por lo que no importaba lo que dijera o hiciera él no iba a dar marcha atrás.

Y yo seguía ahí parado sin reaccionar,mis piernas no repondían, estaba atrapado... ya no había salida.


Palabras: 351
avatar
Miniluna
Alumno de Tercer año
Alumno de Tercer año

Casa perteneciente : Hufflepuff
Estatus de Sangre : Sangre Mestiza
Femenino Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 24/09/2011
Edad : 22
Varita : Ébano, centro de unicornio, treinta centímetros y medio, bastante flexible
Medallas :

http://letraslibrosymas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  Star Granger el Mar Nov 01, 2011 11:25 am

¿REALIDAD O PESADILLA?



El reloj marcaba las 12:00 de la noche con tic tacs de terror que retumbaban en la vacía habitación, y un pequeño rayo de luz proveniente de la calle solitaria llovía sobre el sillón que el abuelo había dejado al morir. Todo hacía pensar que se trataba de una noche como todas las anteriores.

Mayerlin llegó a las 12.15 pasada medianoche, cansada y exhausta después de un duro y largo día de trabajo en la oficina, no se molesto en prender el único foco que servía para alumbrar aquel gélido lugar, pues el ambiente le era tan conocido que incluso con los ojos cerrados le era familiar. Se tumbo sobre el sillón, al poco tiempo sintió que un profundo sueño le aturdía el conocimiento…

De pronto cuando el sueño comenzaba a reinar en su ser, sintió que una gota cayó sobre su mejilla, primeramente pensó que solo era uno de esas cosas fantasiosas propias del sueño, y continuo dejándose llevar por los tórridos y sinuosos caminos que nos llevan de la realidad a la tierra de los deseos reprimidos y ocultos durante el día. Tórrido sendero que va dar a la mar cual río. Sintió otra gota pesada caer lentamente sobre sus labios, en ese momento comprendió que no se trataba de las fantasías propias del sueño, pues sintió el olor a óxido y el sabor a sal de aquella insignificante gota que se atrevía a perturbar sus sueños, no, no, sus sentidos no podían engañarle, no debían engañarle… era una gota de sangre, en su infancia había tenido la oportunidad de conocerla bastante bien, pues era como un delicioso manjar en las tardes de juego y una cosa rara que cautivaba sus experiencias.

Se paró súbitamente e intento llegar hasta el interruptor para encender el foco, pero apenas intento llegar hasta él, sintió que era jalado por una sombra y que no podía avanzar…

- Imposible, esto no está bien (se dijo asimisma)

Intento y con todas sus fuerzas avanzar, pero le fue imposible, intentó gritar y fue como si una mano le tapara la boca, comenzó a desesperarse, la habitación en negro y la sombra ahí como un muro de aire, una escena como en las peores pesadillas que en su infancia atormentaban sus noches y su madre con cariño y amor consolaba, pero hoy a los 30 años ella ya no estaba. Mientras el reloj con su tic tac hacía del ambiente un lugar congelado en el tiempo, como si la muerte con su espada esperara en una esquina, mirando cómo se va la vida y cuán rápido impera ella.

Mayerlin de súbito fue empujada por una fuerza extraña contra el sillón, aquel que en tiempo pasado sirvió para que el abuelo le sentará en una de sus piernas y le contará uno de esos cuentos que llevan a la imaginación a la tierra de príncipes, hadas y duendes; pero que hoy a su edad le era imposible imaginar, y aún no terminaba de concebir que esto le estuviera pasando, no, no era realidad…

Contra el sillón y con la sombra rondando a ella, Mayerlin quedo paralizada por el miedo y la adrenalina, que corría por sus venas cual río en invierno. De pronto todo pareció volver a la calma, el silencio, el tic tac del reloj en la pared, unos gritos en la calle; sin embargo el miedo quedo impregnado en su ser…
-/-

- Es como si la muerte hubiese estado aquí, dijo el Ministro de Magia

- Sí Señor, tiene la cara demacrada y los ojos abiertos de miedo como si hubiese visto al demonio en persona respondió, algo asustado, Dumbledore, quien se veía preocupado por que sabía que la muerte regresaba a buscar sus reliquias y que su primera victima fue una muggle.

- El médico se San Mungo dijo que la muerte pudo ocurrir entre las 4:00 y 5:00 de la mañana del día anterior, las causas se desconocen, pero el sillón quien sabe donde ha de estar…


Fin…
Tal vez seas el próximo…




Tiene 666 palabras muajajajajaja que satánico ese número justo a la medida

Se me ocurrió a última hora xD , No sé como me anime a publicarlo nunca publico lo que escribo por que soy malisima XD pero son 5 puntos para Ravenclaw así que ni modo lo tenía que hacer , eso me pasa por hacer las cosas el última hora pero es que ni tiempo tengo lol entiendanmee....

avatar
Star Granger
Alumno de Sexto año
Alumno de Sexto año

Casa perteneciente : Ravenclaw
Estatus de Sangre : Hijo de Muggles
Femenino Mensajes : 229
Fecha de inscripción : 28/06/2011
Edad : 23
Varita : Nogal negro, centro de unicornio ,28.00 e inflexible
Patronus : Fenix
Empleo/ocio : Estudiante, supuestamente e,e
Lugar Mágico : En Tierra Media de aventura con Bilbo y Gandalf

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  LauraWeasley el Jue Nov 03, 2011 6:27 am

¡¡¡¡LA VENGANZA SE SIRVE EN PLATO FRIO!!!!

31 de Octubre de 1966. El niño de pelo castaño disfrazado de zombie iba correteando por el camino del bosque en dirección a su casa, con una sonrisa de satisfacción en su rostro, y los brazos llenos de dulces y caramelos que sin duda los había recolectado esa misma noche yendo de casa en casa por Halloween.

El bosque estaba oscuro, estéril y vacío para los sentidos del niño. Pero él esta ahí observándole. Lleva siguiéndolo y acechándolo todo el dia, esperando el momento propicio para abalanzarse sobre su presa. Fenrir gruñe, ansioso de alimentarme del miedo ingenuo, de su carne pequeña y frágil.

La nube que tapaba la luna llena se disipó y la claridad de la misma iluminó el pedregoso camino. Un silencio cayó sobre el bosque, un silencio que sólo puede atribuirse al temor del que se había apoderado del alma de todo ser viviente en un radio de tres millas. Un aullido perforó el aire de la noche. Este grito provenía de una criatura que ni siquiera necesitaba el brillo luminoso de la luna llena para convertirse en un monstruo. Siempre fue un monstruo.

Remus se quedó totalmente paralizado y un escalofrío le recorrió todo el cuerpo. Instintivamente se giró y lo que vió le heló la sangre aun mas, provocando que todos sus dulces se cayeran y se quedasen desperdigados por el suelo.

Uñas largas como garras salían de las manos de la criatura, los brazos delgados conectados a un torso peludo, el cabello largo y despeinado que colgaba de su cabeza en hebras. La bestia tenía los colmillos largos y se relamía de placer con la sola idea de que esa carne sería solo suya, tomaría aquel cuerpecillo y lo endemoniaría. Esa sería su venganza contra el padre del niño quien no hacia ni cuarenta y ocho horas, se había atrevido a despreciarlo por su condición de hombre lobo.

El niño salió corriendo despavorido hacia su casa para pedir auxilio. Fenrir sonrió con una sonrisa gélida, le gustaban los juegos, sobre todo el de caza a la presa. En cuestión de segundos ya había alcanzado al niño y estaba sobre él.
Remus gritaba, lloraba y pataleaba pero todo era inútil. El hombre lobo le superaba en tamaño y fuerza.

-"Vamos pequeño. Fenrir se detuvo a lamer las lágrimas negras debido al maquillaje que corrían por su rostro. "No llores ... deberías saber que todo esto es culpa de tu padre", le susurró con dureza.

-"Por favor ... por favor, déjame ir. Por favor no me hagas daño. Dijo en tono de súplica mirando con terror a los ojos inyectados en sangre de la bestia.

La bestia le arañó el rostro al pequeño que comenzó a sangrar abundantemente. La visión de la herida era gloriosa, su olor terminó de inundar todos los sentidos del hombre lobo.No se pudo contenter e imediatamente procedió a morderle el cuello, la textura de la carne y la sangre rozando su paladar lo llevaron a un extasis inmenso.

El dolor era tan insoportable que el niño no tardo en perder el conocimiento. Fenrir dejo de morderlo y de provocarle arañazos por todo el cuerpo.

-Ahora eres igual que yo- le susurró al oído con una sonrisa triunfante en los labios, dejando entre ver los colmillos prominentes, chorreando la sangre succionada al pobre Remus, un niño inocente ajeno a toda la culpa y a la discriminación del mundo mágico que le rodea.

Luego cogió el cuerpo inerte del niño y lo deposito en la puerta de su casa. Ya había cumplido su objetivo, crear una conexión, un lazo que persistiría para siempre. El niño sufriría esa maldición para toda su vida.


Espero que les guste Very Happy, el numero de palabras es 611 Wink


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
JKR:"Hogwarts siempre estara ahí para darles la bienvenida a casa"
¡¡Ron & Hermione FOREVER!! [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
LauraWeasley
Administrador
Administrador

Casa perteneciente : Hufflepuff
Estatus de Sangre : Hijo de Muggles
Femenino Mensajes : 1055
Fecha de inscripción : 24/02/2011
Edad : 28
Patronus : Dragón
Lugar Mágico : Pigfarts XDD.
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Concurso de Relatos Pottericos de Halloween

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.