EM EN
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana

Últimos temas
» En que casa te voy a poner?... (LEER PRIMER POST)
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:39 pm

» Descubre cual es tu varita idonea
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:27 pm

» Hermione Granger y el anillo de Slytherin
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:06 am

» Libro llamado "Amor Doloroso", un Dramione!!! EXCELENTE!
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:02 am

» He vuelto :) | LexTonks
por cinthya Miér Ago 19, 2015 1:44 pm

» Fullmetal Alchemist
por Tonks30 Sáb Jul 11, 2015 4:27 am

» Parodias de Juego de Tronos
por Tonks30 Dom Mayo 31, 2015 4:01 am

» (Thirty Seconds To Mars) This Is War.
por Tonks30 Dom Mayo 24, 2015 2:42 am

» Star Wars VII
por Tonks30 Miér Mayo 13, 2015 4:08 am

» Sword Art Online
por Tonks30 Sáb Mayo 09, 2015 10:42 pm

» El Comienzo De La Tercera Guerra Mágica
por LexTonks Lun Mar 30, 2015 12:18 am

» REGISTROregistro en pottermore
por Vero Boullhesen Williams Jue Ene 15, 2015 7:27 am


Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  SoriDraco el Dom Ago 14, 2011 5:46 am

Creo que no me gusta como ha quedado. Tengo la sensación de que está mal escrito y mal todo... Pero da igual. ¡¡Espero vuestros comentarios con ilusión!! (Aunque mi ilusión cada vez va a menos)

Lo siento

La sala de los menesteres se habría todas las noches, al final de cada semana, solo para ellos. Cada fin de semana, ya pasadas las doce de la noche Harry salía de su dormitorio, caminaba de puntillas por el cuarto y se ponía su capa para que nadie lo viese salir. Caminaba por el castillo, llegaba hasta la casa Slytherin y susurraba, difuminando un poco la voz, la contraseña que su cómplice le había proporcionado. Cuando conseguía entrar a la sala común caminaba muy sigilosamente hasta el cuarto en el cual dormía Draco Malfoy y lo despertaba entre susurros. Los dos juntos, rezaban, mientras caminaban por los solitarios pasillos, por que apareciese la sala de los menesteres. Y siempre que aparecía, sabían que lo que encontrarían al otro lado sería una habitación solitaria en la cual no serían molestados durante las cortas horas que formaban la noche.

Era domingo, y la mañana comenzaba a asomarse con disimulo. Harry estaba abrazado a Draco como tantas veces había hecho antes. La sala parecía pequeña, incluso Draco habría apostado que se había encogido precisamente para ellos. En el centro de la sala solo había unas sabanas y mantas blancas que les servían como cama, y entre ellas pasaban la noche. Ambos dos respiraban ajetreados; señal de que la noche había sido movida.

-Si mi padre se entera me mata… - Fueron las primeras palabras de Draco, y es que no había tenido tiempo de decirle nada más.

El rubio observó los ojos verdosos de su acompañante. Eran profundos, incluso uno se podía perder en ellos y vivir una preciosa aventura. Tras intercambiar miradas rieron. El rubio desvió su mirada aún con la sonrisa dibujada en la boca, estaba glorioso de felicidad.

-Tendríamos… - Comentó Harry. – Que ir levantándonos… - Se movió un poco y se deshizo de las sabanas que rodeaban su cuerpo desnudo, pero Draco no quería dejarle ir. – Oh, venga… - Le dijo observando los ojos del oji-gris. – Tenemos que irnos, no creo que a McGonagall le haga mucha gracia que ninguno de los dos vaya a su clase.

Pero Draco no le soltaba, sin apenas dar tiempo a que Harry cogiese algo de estabilidad el rubio tiró de él arrojándolo encima suyo. Harry enredó las manos en el cuello del oji-gris y posteriormente lo besó, un beso corto pero intenso. La boca del moreno terminó cerca de la oreja de Malfoy, respiraba de forma pausada. Draco cerró los ojos.

-¿Sabes qué? – Le susurró con una voz terriblemente acaramelada.
-¿Qué? – Preguntó Draco sin apenas poder contener una amplísima sonrisa.
-Que te quiero…

El rubio deslizó sus manos por la espalda de Harry hasta dejarlas en su cintura, entrelazando los dedos de sus dos manos sobre ella.

-¿Y sabes qué? – Prosiguió Harry.
-¿Qué? Hoy estás tú muy…

Pero Draco no pudo terminar la frase, Harry tapó su boca con la mano, delicadamente.

-Eres mi mortif…

Draco apartó a Harry de él, y lo miró con severidad. Harry debía saber ya que Draco odiaba ser llamado mortifago, de hecho no quería oír hablar de ello.

-Morti… Ah… - Atajó Harry. Cuando se vió derrotado bufó y prosiguió: - Vale, no sé por dónde salir. Lo siento. Era todo tan… ¡Dios! Y lo he fastidiado, no si siempre me pasa lo mismo…

Para asombro de Harry, e incluso de Draco, este sonrió y volvió a atraer a Harry hacia él. Lo abrazó con fuerza y le dijo:

-Da igual, si realmente no está tan mal… Has dicho que soy tuyo. Venga, - se deshizo de Harry y se puso en pie. – vamos.

Los dos se vistieron apresuradamente. Aunque salieron juntos de la sala de los menesteres se separaron de inmediato. Nadie debía de conocer que estaban juntos, por suerte por aquel pasillo, a aquellas horas tempranas, no pasaba nadie. Primero salió del pasillo Harry, Draco lo observaba alejarse, rezando para que llegase pronto el próximo fin de semana. Posteriormente, y tras esperar unos minutos para no generar ninguna clase de sospecha (Aunque dudaba que pudiesen generarse…), comenzó a caminar lentamente hacia la clase de McGonagall, asimilando que tendría que cambiar su semblante y tratar a Harry como si fuese una basura. No le hacía mucha ilusión, pero no le quedaba otra opción si no quería ser descubierto. De hecho, Harry le apoyaba y jamás se quejó al respecto.

A las dos de la madrugada el rubio estaba despierto, no podía dormir, y aunque lo había intentado solo era capaz de dar vueltas en la cama. Un factor clave para su insomnio era el terrible frio que penetraba en su cuarto y el anhelo de volver a sentir a Harry Potter acariciando cada centímetro de su cuerpo. Saltó de su cama cayendo con un ruido sordo, nadie a su alrededor hizo un ruido mayor que otro ni pareció percatarse. Bajó hacia la sala común y se sentó frente a la chimenea, el fuego daba calor con una furia terrible. Las llamas parecían querer atrapar a Malfoy. Con un movimiento de varita hizo que las llamas se hiciesen más flojas y en ese mismo instante algo le llamó la atención.

Se aproximó lentamente hacia el fuego, con una de las cejas arqueada. Algo se movía dentro del fuego, cada vez se podía hacer más reconocible. Era un rostro, un rostro difuminado por el movimiento del fuego.

-¡¡Draco!! – Bramó el rostro.
-¡Maldita sea! – Gritó esté abalanzándose sobre el sillón en el que había estado sentado y sujetándose al respaldo. - ¿Papá? – Preguntó temeroso.
-¡¡Soy tu padre!! ¡Quién va a ser sino…! ¡¡Draco!! – Bramó más alto.
-¡Cállate! – Gritó Malfoy ahogando lo máximo posible el grito. – No despiertes a la gente, ¿Qué haces aquí?
-Técnicamente no estoy allí… Estoy en casa, con la cabeza metida en el fuego. Es bastante incomodo, hijo.
-A que has venido…

El oji-gris tenía una muy pequeña idea de lo que su padre iba a decirle, y solo con pensarlo el temor se apoderaba de él. Procuró no observar a su padre mientras este le hablaba, llevando la mirada hacia un cuadro que estaba vacío, cuyos ocupantes se habrían ido a dar una vuelta.

-Creo que ya sabes a que he venido, Draco. ¿Te acuerdas de lo que hablamos este verano sobre Potter? Aquello de… - Hizo una mueca mientras intentaba recordar. – Aquello de… ¿Qué era? Sí… sí, aquello de matar a Potter. Tenemos que vengar la muerte de nuestro señor. – Lucius buscaba los ojos de su hijo, pero este no quería que los encontrase. - ¿Has logrado el acercamiento?
-Sí. – Contestó secamente.
-Bien… Antes de que finalice esta semana, Draco… habrás matado a Harry Potter.

Malfoy padre desapareció de la sala común sin dejar que su hijo protestase al respecto, había dejado a Draco con la palabra en la boca. No quería matarlo, pero había un problema en todo aquello… Cuando aún odiaba a Potter y cuando aún sus ideas estaban un poco difusas, Draco había jurado vengar, en caso de que sucediese, la muerte de Voldemort… Y curiosamente había pasado. De todas formas, Draco jamás creyó que tras acercarse a Harry Potter sus sentimientos llegasen hasta el punto de convertirse en amor. Se frotó la cara con intensidad y se dejó caer sobre el sillón, abatido cerró los ojos. Tenía que dormir…

Los siguientes días Draco estaba como un alma en pena, iba de aquí para allá sin darse cuenta de nada. Incluso, no vió como las lechuzas pasaban a su lado de forma muy arriesgada y haciendo unas piruetas poco fiables. Tampoco vió una piedra en el camino, y fue por eso que el sábado a la tarde cayó al suelo de bruces.

-¿Estás bien? – Le susurró alguien que no terminaba de ver, la voz era fácilmente reconocible. Se trataba de Harry Potter.
-Sí, sí. – Dijo con nerviosismo rechazando la ayuda de su amado. Continuó su camino mientras miraba hacia atrás. Sentía que los pasos de Harry le seguían por el césped.
-Draco… - Susurró el oji-verde. - ¿Estás enfadado?
-No, no podría enfadarme contigo. – Metió las manos en los bolsillos de su pantalón negro y miró hacia el suelo.
-Oh… ¡De verdad, no aguanto más!

Draco miró hacia todas partes, intentando buscar al moreno pero no conseguía sentir su presencia por ninguno de los lados. De pronto sintió unos tirones incesantes, tiraba y tiraba con fuerza de su brazo. Draco iba prácticamente arrastras, corriendo y dejándose el alma en el intento. Algunos que se percataban a tiempo, lo observaban con incredulidad.

Pocos minutos después estaban en los baños, cerrados a cal y canto y el uno sobre el otro. Concretamente, Draco se encontraba sentado sobre el retrete, por mera comodidad, y Harry estaba sentado sobre las piernas de Malfoy, rodeando su cintura y abrazado a su cuello. Olía el aroma que emanaba del cuerpo del rubio con ansia.

-¿Tanta prisa para un abrazo? – Preguntó el rubio sin poder retirar ese toque de amargura en la voz que le había dejado su padre.
-Echaba de menos tenerte entre mis brazos… Cada día tengo menos fuerzas para esconder lo nuestro.
-¡No pueden saberlo!
-Me da miedo que no quieras decirlo porque te de vergüenza.
-Potter, - el rubio hablaba severamente. – no me da vergüenza, pero en el mundo de la magia las noticias corren y las paredes oyen. No quiero que mi padre se entere de esto, no me apetece…
-¿Y qué me vas a tener, encerrado toda la vida como si fuese un perro? – El oji-verde miraba al oji-gris fijamente.
-¿No querías estar abrazadito? Pues abraza.

Desgraciadamente el ambiente estaba tenso, todo había empezado bien pero parecía que terminaría muy mal. En primer lugar porque Malfoy tenía que hacer el trabajo sucio antes de que finalizase la semana, y estaban a menos de un día y medio para ello. Tenía que hacerlo ya… si no quería pagar las consecuencias. La existencia de Voldemort había dejado huellas imborrables, como por ejemplo los juramentos hechos antes de su muerte y la marca tenebrosa que de vez en cuando el rubio miraba apenado. Por otra parte, porque Harry parecía estar sensible. Y por último, porque la amargura de tener que matar a su amor no dejaba vivir a Draco. ¿Sería capaz?

Por desgracia para el pronto lo sabría. Draco llevaba la mano metida dentro de su túnica, iban en busca de la sala de los menesteres, como cada fin de semana. Harry, aunque estaba pegado a Draco por la capa, no se había percatado de que el rubio estaba un poco nervioso. Ni de que procuraba no mirarlo. Y menos se dio cuenta del áspero silencio que los invadía. Harry Potter entró a la sala de los menesteres sujetando a Draco Malfoy de la mano, cuando estuvieron a salvo de miradas curiosas (Aunque a aquellas horas nadie los estaría mirando) se deshizo de su capa. Draco le sonrió forzadamente cuando ese se dio la vuelta para besarlo.

-Creo que te pasa algo… conmigo… - Comentó Harry después de besar los cálidos labios del rubio.
-Ya te he dicho que no…
-¿Alguien se ha enterado de lo nuestro y te tiene amenazado? – Harry abrió los ojos de par en par mientras formulaba la pregunta.
-No…

El rubio se recostó sobre las blancas sábanas amontonadas y dejó que Harry comenzase a trepar por su cuerpo hasta llegar a su cintura. Allí comenzó a desabrocharle el cinturón.

Los ojos del rubio se centraron en un punto fijo del techo, cuando el oji-verde se percató de ello dejó de juguetear con el cinturón de Malfoy, escaló un poco más, y preguntó:

-¿De verdad?
-Te lo juro…

Que fácil era para el rubio hacer juramentos a diestro y siniestro. Su mirada se nubló de golpe cuando recordó el juramento. Era la hora… Había llegado el momento de terminar con la vida de Harry Potter de una vez por todas.

Se levantó como pudo, dejando a Harry tumbado sobre la mullida superficie. Dio unos cuantos pasos hacia adelante, suspiró, observó la estancia y con un movimiento muy rápido pero indeciso sacó la varita y apuntó hacia Harry. El pantalón de Draco a penas se sujetaba, lo cual quitaba algo de credibilidad a la escena.

-¿Dra-draco? – Titubeó el moreno con los ojos tan abiertos como podía.
-Lo siento…

Todo sucedió muy rápido, Harry se levantó del suelo y retrocedió blandiendo su varita hacia Malfoy. Malfoy dejó escapar lágrimas, las primeras que había dejado escapar frente a alguien de forma consciente, le temblaba el pulso. Era incapaz de centrar la varita en un punto. Abrió la boca para decir algo…

-Lo siento. – Dijo al final.

Y sin previo aviso, un haz de luz alumbró toda la sala de los menesteres, el fogonazo fue tan fuerte que incluso, si la sala hubiese tenido puerta, se habría visto el haz de luz por debajo de la misma. El rostro del rubio quedó marcado por las lágrimas, que aún permanecían en el. Su mano, seguía sujetando con determinación la varita. Pero su rostro… su rostro dejó de mostrar emociones, solo quedó el reflejo del arrepentimiento, de la culpa.

La varita de Harry Potter cayó al suelo, pegando unos golpecitos que al final cesaron. Su mano temblaba, su cuerpo quedó bloqueado y su alma quedó vacía. Ahora sus verdes ojos observaban el cuerpo sin vida del que había sido su amor, su amante… su secreto. Del que había sido suyo, cada fin de semana, cada noche. Ya… solo veía el cadáver de lo que fue Draco Malfoy. Comenzó a llorar, en silencio, inmóvil contra la pared.

Jamás volvería a sentirlo, jamás volvería a tocarlo… Dio unos pasos hacia el cadáver del rubio, que aún tenía una luz especial a su alrededor, y se abrazó a él. Poco a poco fue quedándose en posición fetal, aprisionando las piernas del rubio entre las suyas y sujetando con fuerza su espalda.

Gritó, solo gritó y dejó que el dolor lo fuese consumiendo minuto a minuto.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
SoriDraco
SubLíder Slytherin
SubLíder Slytherin

Casa perteneciente : Slytherin
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 465
Fecha de inscripción : 02/08/2011
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  Genevieve el Dom Ago 14, 2011 6:14 am

NOOOOOOOOOOOOOO.
¡Te odio, te destesto, me repugnas!
No, no es cierto, la verdad te amo, pero ¿por queeeeee? Draco, cariño, ¿por que lo hiciste? D:
AAAAAH, voy a llorar. No, no puedo llorar, en serio. Me estoy riendo, que mala soy DD:

Pobre Harry, ver al cuerpo sin vida de su verdadero amor... que terrible.
Y Draco, con toda esa carga en sus hombros, decidio acabar con su vida antes de matar al ser que mas amaba del mundo (ok, exagero.)

Te quedo hermoso, realmente.

Sigue escribiendo asi, cariño.
avatar
Genevieve
Alumno de Cuarto año
Alumno de Cuarto año

Casa perteneciente : Slytherin
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 07/08/2011
Edad : 19
Empleo/ocio : Leer, escribir, escuchar música.
Lugar Mágico : No lo sé, supongo que en mi mundo.
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  JessxFlyller el Dom Ago 14, 2011 12:16 pm

¡Noooo! Qué triste, dios mío T_T
Esperaba que no muriera ninguno, ¿Por qué, pobre Draco? Me imagino el dolor de Harry al perder al amor de su vida y más aún sin asimilar todo por lo rápido y sorpresivo que fue.
Sigue escribiendo así, adoro cada cosa que escribes♥



The girl on fire

avatar
JessxFlyller
Director de hogwarts
Director de hogwarts

Casa perteneciente : Gryffindor
Estatus de Sangre : Sangre Mestiza
Femenino Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 03/07/2011
Edad : 23
Empleo/ocio : Auror y escritora mediocre en mis tiempos libres.
Lugar Mágico : En busca de mí misma.
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  SoriDraco el Dom Ago 14, 2011 7:52 pm

Soy masoquista haciendo lo que hice, pero la verdad es que el final me encantó *O*
Gracias por vuestros comentarios, me agrada mucho saber que hay a gente que le gusta lo que hago. Gracias.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
SoriDraco
SubLíder Slytherin
SubLíder Slytherin

Casa perteneciente : Slytherin
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 465
Fecha de inscripción : 02/08/2011
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  Liiz Jane de Potter el Sáb Ago 20, 2011 4:57 pm

Dios Sori fue tan tan... es inexplicable
pero por favor por lo que más quieras (supongo que Draco)
ya no escribas historias asi te lo suplico no soporto leer que mi amorsote Harry esta con un chico en este caso Draco, encerio escribes muy bien pero por fa no mas Drarry T.T
avatar
Liiz Jane de Potter
Alumno de Tercer año
Alumno de Tercer año

Casa perteneciente : Gryffindor
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 21/07/2011
Edad : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  SoriDraco el Sáb Ago 20, 2011 5:59 pm

Liz xD, desgraciadamente amo el Drarry. (Bueno quizás amar no, pero me gusta) y es mi perdición... Así que alguno más ya veréis por aquí.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
SoriDraco
SubLíder Slytherin
SubLíder Slytherin

Casa perteneciente : Slytherin
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Femenino Mensajes : 465
Fecha de inscripción : 02/08/2011
Medallas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo siento... [Drarry] [One-Shot]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.