EM EN
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana

Últimos temas
» En que casa te voy a poner?... (LEER PRIMER POST)
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:39 pm

» Descubre cual es tu varita idonea
por KennethKrieger Lun Oct 10, 2016 6:27 pm

» Hermione Granger y el anillo de Slytherin
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:06 am

» Libro llamado "Amor Doloroso", un Dramione!!! EXCELENTE!
por Artemisa Dom Ago 28, 2016 1:02 am

» He vuelto :) | LexTonks
por cinthya Miér Ago 19, 2015 1:44 pm

» Fullmetal Alchemist
por Tonks30 Sáb Jul 11, 2015 4:27 am

» Parodias de Juego de Tronos
por Tonks30 Dom Mayo 31, 2015 4:01 am

» (Thirty Seconds To Mars) This Is War.
por Tonks30 Dom Mayo 24, 2015 2:42 am

» Star Wars VII
por Tonks30 Miér Mayo 13, 2015 4:08 am

» Sword Art Online
por Tonks30 Sáb Mayo 09, 2015 10:42 pm

» El Comienzo De La Tercera Guerra Mágica
por LexTonks Lun Mar 30, 2015 12:18 am

» REGISTROregistro en pottermore
por Vero Boullhesen Williams Jue Ene 15, 2015 7:27 am


El Coleccionista

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Coleccionista

Mensaje  HarryFan05 el Mar Dic 11, 2012 8:55 am

Aquí les dejo mi retorno como escritor en el EM, es de un solo capitulo y esperen mas cosas de mi durante estos días, saludos !!!



Titulo: El coleccionista

Escritor e Historia:HarryFan05



Sentía que mi cuerpo empezaba a helar, mis huesos se rompían uno tras otro, mis músculos se contraían, de pronto supe que este era el final de mi vida terrenal…

No escuchaba, no me movía, no sentía… ¿así era estar muerto?

De pronto un estruendo me despertó, aun así no podía ver, ni escuchar, pero empecé a tocar a mi alrededor y sentía mi entorno de una textura rugosa como la de una piedra. Trate de levantarme aunque sentía como si hubiese perdido el equilibrio, pero al mismo tiempo como si la estuviera recuperando, de la nada se volvió a escuchar otro estruendo el cual me hizo caer al suelo pero también pudo iluminar el lugar con su luz pero por un par de segundos, pude ver que el suelo que era rocoso y me volví a levantar, continúe caminando. Entre mas caminaba empezaba a escuchar un sonido en particular que me recordaba a las olas que rebotaban entre las piedras gigantescas que estaba en el agua cuyo nombre no recuerdo. Continúe caminando a la espera de otro estruendo el cual me dejara ver si iba por un buen camino o iba directo hacia el vacío y después de unos minutos de escuchando llego otro estruendo muy a tiempo ya que estaba a menos de un paso de caer al precipicio lo cual me tomo por sorpresa, y caí hacia atrás entonces rápidamente voltie para ver el camino y vi el comienzo de una gran selva que parecía echa de enredaderas y decidí adentrarme en ella.

Seguía atreves de la selva tratando de pasar por las enredaderas sintiendo que eran miles y no tenían un fin. Empezaron a aumentar y paso, otra vez hubo un estruendo que me mostro lo que realmente eran esas enredaderas, eran relojes. Estaban colgados de la nada y eran miles, unos tras otros y note que no tenían movimientos que eran estéticos y me llamo la atención que otros les faltaba las manecillas y esto me confundió aun mas de la que ya estaba, hace unos instantes.
En mi mente creía que habían pasado mas de tres horas caminando, sentía que los relojes poco a poco me quitaba el oxigeno y de repente recordé los últimos minutos de mi vida, había por alguna razón que no recordaba estaba en el agua iba sumergiéndome poco a poco perdía el oxigeno… y moría, sentí de pronto que perdía el oxigeno se iba como en aquella ocasión, así que mi primer pensamiento fue correr, comencé a asustarme y a perder la cordura pero con el pasar de los minutos empecé a disminuir mi velocidad y con el tiempo iba bajando mas y mas hasta caer desmayado.

Desperté una vez mas y me di cuenta que de mi cadera hacia abajo aun estaba en la selva de relojes, pero mi parte superior había podido para salir a tiempo de allí salvándome la vida, de pronto me di cuenta que la oscuridad que me había acompañado todo el camino se empezaba a disipar y vi a lo lejos que había una luz tan brillante como la del sol y temblando me empecé a dirigir hacia ella.

-¿Quién esta allí?- Grite para averiguar quien era o que era lo que iluminaba y mientras cubría mis ojos con mi brazo y seguía caminando y poco a poco se empezó a divisar un hombre que sostenía un báculo, que contenía una llama que resplandecía la estrella mas brillante que halla visto jamás.

-¡Haz podido llegar!- Grito el hombre al verme llegar hacia él, pude ver que era el hombre mas viejo a que alguna vez logre ver en mi vida, su barba le llegaba a los pies, era calvo y vestía una túnica grisácea.

-¿Dónde estoy? ¿Qué pasa? ¿Estoy vivo?- Fueron las primeras palabras que por impulso exclame.

-Guarda un poco de calma, esas y todas las preguntas que tengas se resolverán cuando te encuentres con el “coleccionista” -Me respondió cuando note que detrás de él estaba una entrada de lo que podría asemejarse a una cueva muy obscura.

- ¿A dónde lleva ese camino? -Pregunte con mucha curiosidad.

-Para eso es mi luz, te alumbrara en el camino hacia el “coleccionista”-Dijo cuando su luz se separo de su báculo y empiezo a dividirse en pequeñas luces que encendían las antorchas que se encontraban en la cueva para así iluminarla por completo y empezamos a caminar a través de ella.
La cueva tenía cristales que con la luz del fuego de las antorchas el pasillo pareciese hecho de fuego, pero seguía mirando al sujeto que parecía estar emocionado de llevarme ante su amo.

-Y, ¿quién eres tu? – pregunte para tratar de amenizar el camino.

-Soy el vocero del “coleccionista” trabajo llevándole a las almas afortunadas que en su vida terrenal por alguna razón han llamado la atención de mi amo hacia él -Me contaba con una emoción que me dejo pensando su respuesta.
-Entonces eso significa… que en realidad morí, cierto – Dijo mientras veía como su sonrisa se empezaba a desvanecer de su rostro.

-Si y a la vez no, lo sabrás mujer cuando llegues con el mientras no olvides mostrarle tu reloj –Dijo mientras que miraba mi pecho, tenia colgado un reloj que identifique rápidamente, era el que mi padre me había heredado y había vendido a cambio de un par de yenes hace ya un largo tiempo.
El resto del camino estuve en silencio contemplando el reloj que no tenía movimiento y marcaba una hora especifica, las 20:46 horas. Llegamos al final del pasillo y había una enorme puerta que me triplicaba mi estatura y eso que yo media mas de 1.80 metros.

-Estas a punto de conocer al gran “coleccionista” ¿estas listo? –Pregunto mientras sus ojos grises se clavaban en los míos poniéndome algo nervioso.

-No lo se, tengo tantas preguntas y si él es el que me puede dar las respuestas que necesito, entonces deberé verlo –Le respondí deseoso de resolver todas mis dudas.

-¡Pues, que así sea! –Exclamo y todas las luces que estaban de las antorchas se separaron de esta y se volvieron a unir y a volver en una sola luz el báculo del vocero y este golpeo la puerta con su báculo y la abrió la puerta con un solo golpe.
Vi unas escaleras que llevaban hacia el trono de un hombre de aspecto albino, robusto, voltie hacia el vocero que me indico con la cabeza que fuera a verlo, fui a las escaleras y comencé a subir los escalones. Miles de ideas pasaron por mi mente, era como si de la nada empezara a recodar cada día, cada vivencia, cada suspiro que había dado en mi vida y llega hasta su presencia.

-Bienvenido al limbo, muchacho –Dijo el “coleccionista” resolviendo mi duda que me encontraba.

-El limbo… ¿El lugar donde se juzgan a las almas en pena? –Pregunte sin aun creer en donde fui a parar.

-Algo así, veras yo soy una persona muy “curiosa” y me llaman la atención los humanos y sus vidas, como piensan, como son los caminos que toman, son algunas cosas que encuentro fascinantes en ellos –Me respondió con una amabilidad que calmo el nerviosismo que tenia al llegar con el.

-Interesante yo solía estudiar algo así, se llamaba “ciencias sociales” pero eso fue hace tanto.. ¿Qué hago yo aquí? – Pregunte rápidamente el recordar era una de las dudas que me prometí preguntar al llegar.

- Mi amigo, te he elegido tal como eh elegido a miles de humanos a través de las eras, los he rescatado de su trágico final para darles una segunda oportunidad de vida terrenal para que los errores, lo que no lograran, lo que quisieron hacer y no pudieron con esta segunda oportunidad lo hagan bien –Respondió encantado con la propuesta que me estaba ofreciendo.

-No lose… tal vez usted no me conozca también como yo me conozco… le decía y abruptamente me interrumpió.

-Claro que te conozco, mas que cualquiera. Eres Hye Kouh, un hombre de nacionalidad asiática que naciste hace un poco mas de 47 años, a los 7 años perdiste a tu madre, a los 16 a tu padre y esa muerte hizo que dejarás de estudiar y trabajaras en un campo por 6 años, después unos amigos tuyos te introdujeron a las drogas y tus finanzas se fueron abajo culpa por tu adicción y empezaste a robar, a los 33 mataste a tu mejor amigo porque no quería ayudarte a matar a tu enemigo. Te arrestaron a los 39 y la tarde de tu deceso hubo una fuga masiva en la que tuviste la desgracia de ser emboscado y terminaste muerto en el mar que tanto añorabas durante tu infancia ya que tu padre era pescador –Dijo en pocas palabras lo mas importante de mi vida, me era imposible comprender como sabia tanto de mi.

-Necesito un momento para poder digerir esto… -Me aparte de el y me senté un momento en las escaleras a contemplar mi reloj que aun estaba inmóvil y sin cuerda. Trate de arreglarlo pero parecía que no tenia donde poder mover la hora, en la parte de atrás de este había un faro que guiaba a un barco a la costa, mi padre me había dicho antes de morir que siempre una luz guiara el perdido cuando este lo necesite.

-No intentes arreglarlo muchacho, ese reloj no dará vuelta por ahora, ya que eso no lo haz decidido –Dijo el coleccionista mientras miraba con deseo el reloj, que colgaba sobre mi cuello.

-Eso es lo que eres… un coleccionista de relojes, es, verdad. –Dije creyendo haber descubierto el secreto detrás del “coleccionista”.

-Muy buena deducción muchacho, yo tome el reloj, de vida de mis invitados para mi colección personal que anteriormente viste –Decía mientras recordaba aquella selva de relojes que era inmensa.

-¿Relojes de vida? Entonces es por eso no da vueltas, esta detenido por que mi vida ah terminado en esta misma hora que marca mi reloj. -Sentía que yo mismo empezaba armar el rompecabezas de lo que planeaba el coleccionista para mí.

-¡Brillante! Ahora te tengo una propuesta que a todos mis invitados les he hecho, ya que su vida termino abrupta e injustamente a ti te doy a elegir sobre volver a revivir y continuar tu vida o la de rencarnar en una vida que te tratara mejor, a cambio del reloj que llevas, puesto –Dijo señalando el reloj, de mi padre entonces pensé en la propuesta que me había dado y pensar que era un gran regalo a cambio de un viejo reloj.

-Gracias por la propuesta, pero no creo volver a vivir mi vida anterior ni tampoco a comenzar una nueva vida aunque suena muy tentador cada opción siento que no hay un lugar en la tierra para una persona como yo –Le respondí y vi la cara de decepción del coleccionista, entonces mire el reloj, y vi el faro y recordé al vocero, que vi como mi faro y me guio hacia una nueva oportunidad de vivir entonces supe lo que quería para mi vida.

-Entonces, lo único que te queda es la muer… -Decía el “coleccionista” cuando lo interrumpí.

-¡Quiero ser tu vocero! –Grite tan fuerte que hasta el vocero le llamo la atención tanto como al coleccionista le impresiono mi respuesta.

-¿Seguro que eso es lo que deseas? –Pregunto con una curiosidad enorme el “coleccionista”.

-Si quiero ser la luz que ayude a los demás a encontrar su destino tal y como el faro ayuda a los marinos a encontrar tierra firme –Dije con mucha seguridad y me quite el reloj y se lo di al hombre que parecía feliz tal vez por que nadie se había ofrecido para ese puesto alguna vez.

-¡Muy bien, entonces mi vocero serás! –Proclamo mientras mi reloj le desaparecían las manecillas y de la mano del coleccionista se formo un báculo que me entrego y al tomarlo entre mis manos de la nada creo una luz tan fuerte como la del antiguo vocero y entonces comprendí que los relojes sin movimiento eran las personas que habían muerto tratando de llegar o que habían elegido la muerte y los que aun funcionaban habían elegido renacer pero yo elegí quedarme y darles a cada uno de los portadores de relojes … una luz que los guie hacia una nueva oportunidad de vivir.





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Mi pasion es el cine !

What is the F word ?
avatar
HarryFan05
SubLíder Ravenclaw
SubLíder Ravenclaw

Casa perteneciente : Ravenclaw
Estatus de Sangre : Sangre Pura
Masculino Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Edad : 106
Empleo/ocio : Inventor y Constructor de lechuzasBOT
Lugar Mágico : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.